Qué es el liderazgo?

Vivimos una época de inestabilidad económica, globalización, grandes flujos de capital se mueven de una país a otro, la competencia es cada vez mayor entre empresas y países, pero la pregunta que no podemos dejar de hacernos es si nuestra sociedad, grupo u organización se está expandiendo o se está contrayendo. Estamos logrando mejorar las condiciones de vida de las personas y haciendo un mundo más sostenible, o estamos acabando con lo que hay y generando un futuro de escasez. Dentro de las corrientes actuales se nos dice que debemos adaptarnos a lo que hay  y seguir las guías o instrucciones que alguien está formulando, sin opinar ni pensar. Algunos se vuelven piezas de una maquina o un periférico más del computador. O por el contrario, podemos conectarnos con nuestra esencia, ser nosotros mismos y crear algo nuevo, formas nuevas de hacer las cosas, innovar, crear productos, organizaciones y hasta mundos nuevos que puedan generar esa expansión y prosperidad que anhelamos.

Según el filosofo americano L. Ronald Hubbard, “Un líder es alguien que puede asumir responsabilidad por su esfera de influencia.” Responsabilidad es un concepto que incluye mucho más que solo cumplir con las tareas que alguien nos asigna. En su sentido más amplio es el reconocimiento de ser causa y fuente de nuestra realidad y, como consecuencia, nosotros creamos la situación y el mundo en que vivimos. Al asumir esta definición de responsabilidad, también estamos aceptando que de nosotros depende crear unas condiciones mejores y que para eso estamos dispuestos a emprender las acciones necesarias para lograrlo. Un líder sabe que es responsable y así actúa en su vida. Un líder también es alguien con capacidad creadora. Sabe que puede dar vida a grupos, ideas, organizaciones y a sí mismo. En cada momento y en todo lugar.

Otras importantes virtudes de buen líder son la capacidad de generar empatía, buscar y lograr acuerdos y mantener una comunicación efectiva con sus seguidores. Finalmente, el líder conoce y practica a fondo la ética, definida como hacer lo que es correcto o lo que construye para la mayoría de las aéreas de la vida, con el propósito de estar construyendo y no destruyendo. Con todo este arsenal de virtudes, el líder es alguien capaz de “poner orden, introducir una esfera de orden”, en su propia vida “y luego hacer que este orden fluya hacia otros perímetros más allá de la persona en sí”. Esto incluye su familia, grupo, ciudad, país o mundo. Cuando pasa esto, las cosas funcionan mejor y, la vida y el mundo son mejores.